LA VERDAD SOBRE LA LEY DE COSTAS (incluida en el informe auken)

"A NUESTRA COSTA" de Yeray Gonzalez. Un documental politicamente incorrecto

A Nuestra Costa (2011) from Antidoto Sonoro on Vimeo.

viernes, 21 de agosto de 2009

EL GOBIERNO MANIPULA EL CAMBIO CLIMÁTICO PARA QUEDARSE CON LO QUE NO LE PERTENECE

Greenpeace se ha apresurado a comunicar mediante su página web que jamás han dicho fechas para el deshielo del Ártico. Nunca dicen nada que les pueda comprometer, pero tampoco dejan de decirlo; eso sí, sus fotomontajes, documentales, anuncios apocalípticos etc...son casi una pelicula de terror. En este caso, la representante de Greenpeace SI aseguró que será peor de lo que los cientificos auguran. Nada de darnos esperanzas, ni métodos para superar la crisis, eso no vende, hay que meter miedo, buscar problemas, aumentar el eco de un improbable colapso apocalíptico.

Las recientes previsiones de la NASA aseguran que a este paso, el derretimiento de los hielos del Artico se dará hacia 2020. "Es muy arriesgado poner fechas concretas" dice Alcaraz. Sin embargo, para Raquel Montón, portavoz de Greenpeace en España, "el año pasado se hablaba de 2040 y ahora es 2020. Todo va más de prisa de lo que los científicos prevén.
PREDICCIONES FALLIDAS
Ahora veamos algunas de las preedicciones de gobiernos y ¿cientificos? en los años 60-70. Les aseguro que son dignas de leer. En su momento, consiguieron que tuvieramos pesadillas pensando en el incierto futuro que nos aguardaba. Exactamente igual que lo que pretenden ahora.

POSIBLE ERA GRACIAL
El informe del profesor I. Rasool, de la Universidad norteamericana de Columbia, una de las más prestigiosas autoridades mundiales en física atmosférica, ha suscitado una enorme repercusión.
Según el citado científico si la contaminación atmosférica prosigue por el mismo camino que hasta ahora en los próximos diez años, la tierra entraría, de lleno, en una nueva era glacial; es decir, que la temperatura de su corteza y ambiente descendería en varios grados.
El doctor Rasool estima esta disminución termométrica en seis grados como consecuencia de que los rayos del sol no podrían atravesar la capa de residuos que enturbiarían la atmósfera. La vida humana se tornaría precaria en muchas zonas, además de quedar transformadas todas las restantes circunstancias ecológicas.

http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.es/LVE07/HEM/1973/08/02/LVG19730802-010.pdf Según algunos cálculos, el petroleo sólo durará hasta el año 2000. Se puede llegar así al agotamiento de las fuentes naturales en el que la industria busca su fuerza, llamese agua, gas propano, carbón o petróleo. Justamente el petróleo es el producto natural más al borde de la consumición, pues la rítmo actual de consumo no hay existencias ni siquiera para el año 2020, y ya se ha producido incluso un cierto racionamiento de gasolina en Estados Unidos.

http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.es/LVE07/HEM/1973/09/09/LVG19730909-050.pdf Un experto británico el profesor Hubert Lamb, director del Departamento de Investigación Meteorológica de la Universidad de East Anglia, y miembro del grupo mundial, explica: «Hemos estudiado cuidadosamente dieciocho informes diferentes sobre el clima futuro, y diecisiete coinciden en que el tiempo será cada vez más frío». Según un estudio realizado en Rusia la nueva era glacial se iniciará a finales de la presente década y los inviernos de la década de los noventa serán mucho más fríos que los que la historia recuerda. Para llegar a esta conclusión se han alimentado con millones de datos las computadoras de los centros meteorológicos de Gran, Bretaña, Francia y Escandinavia. Todo parece indicar que vamos, irremisiblemente, hacia unas décadas de intenso frío. Científicos daneses predicen: que la «miniera glacial» -a la que nos vamos acercando- puede ser más fría que las de los siglos XV y XVII, cuando el río Támesis se helaba frecuentemente en el invierno. Dicen que el año 1990 será el centro de la era glacial, templándose luego el tiempo gradualmente hasta que llegue al nivel de 1960, aproximadamente hacia el año 2010, demasiado tarde para que la mayoría de nosotros lo veamos.

NO ACIERTAN UNA PERO SIGUEN EN SU EMPEÑO

Como hemos sobrevivido a los malos augurios del fin de milenio y la vida sigue igual, ahora nos amenazan con todo lo contrario: nos ahogaremos o nos achicharraremos vivos, a escoger dependiendo de la zona donde vivas. Menos mal que aún nos dejan esa libertad.

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_7349000/7349735.stm El nivel de los mares podría subir hasta un metro y medio para el final de este siglo, pronostica un nuevo análisis científico.

Cristina Narbona anuncia efectos desastrosos para España en este siglo por el cambio climático. Playas enteras podrían desaparecer. http://www.elmundo.es/elmundo/2005/02/15/ciencia/1108471137.html

Aún creyéndonos semejante barbaridad, se supone que la misión de un gobierno ante una catástrofe es tranquilizar a la población y tomar las medidas oportunas para minimizar, en lo posible, las consecuencias. ¿Y qué se le ocurre a esta buena señora para evitar, según ella, la previsible tragedia? Pués, ni más ni menos que amenazarnos con el derribo de todas las propiedades que estén a menos de 500 mts de la playa. No sé los demás, pero yo prefiero esperar al tsunami en el 2050 que dejar que sea el Estado quién me ponga a pedir limosna en la puerta de un supermecado 41 años antes de notar el cambio climático.

http://www.lasprovincias.es/valencia/20071203/local/valenciana/costas-negocia-derribar-viviendas-200712030831.html El Ministerio de Medio Ambiente quiere limpiar el litoral español y para ello no solamente derribará los edificios que se encuentren en los primeros 100 metros de costa, el espacio de dominio público, sino que negociará con los Ayuntamientos valencianos para tratar de demoler también algunos de las construcciones que se encuentren más allá de esta franja.

http://www.eldiariomontanes.es/prensa/20070413/sociedad/costas-pide-ayuntamientos-usen_20070413.html
A juicio del director general de Costas, esa valentía que hay que tener para recuperar los espacios ocupados indebidamente en zonas próximas al litoral implica «aplicar la ley a rajatabla y no aceptar pasivamente que determinadas casas, viviendas, hoteles o infraestructuras que existen pegadas a la costa están bien colocadas y que, como en su día fueron legales, dejarlas».

Como la idéa no debió ser del agrado de todos los alcaldes porque algunos podrían quedarse hasta sin pueblo que regir, el Ministerio deja su talante a un lado y comienzan las amenazas nada veladas.

Medio Ambiente sólo invertirá donde se derriben las casas de la playa

http://www.elpais.com/articulo/espana/Costas/solo/invertira/derriben/casas/playa/elpepuesp/20071111elpepinac_14/Tes Medio Ambiente traslada así a los consistorios parte los polémicos derribos masivos en el litoral que propone la Estrategia para la sostenibilidad de la Costa. Éste es el as que tenía en la manga Medio Ambiente cuando decía que pretendía pactar los derribos con los municipios. La ministra de Medio Ambiente negó que su estrategia sea un plan masivo de demoliciones y la instrucción de costas no menciona ni una vez la palabra demolición o derribo. En su lugar, y en un vano intento por eludir la polémica, habla de liberar, trasladar o esponjar la zona urbanizada. Para justificarlo explica que "no trata de privar a los particulares de ningún derecho, sino de restablecer la supremacía del interés general y el derecho de todos.

CONCLUSIONES
Me reiría como me reí recordando las previsiones para el clima en los años de la crisis del petróleo si el resultado de semejantes desvaríos no fuera tan grave. En aquellos tiempos la gente lo vivió con verdadera angustia (no existía internet como ahora) , lo que decía el gobierno iba a misa y ya no te digo si lo decían en EEUU. Pero al menos no amenzaban con tirar barrios enteros para evitar que la gente pasara frío cuando no llegara el petroleo para la calefacción, ni te llevaban el coche al desguace porque la gasolina se terminara en el 2000. Sólo pretendían vendernos las centrales nucleares para "evitar que volvieramos a la Edad Media", porque lo que es la glaciación, no había quién la parara.

No se si Cristina Narbona llegó a creerse sus propias teorías, pero aunque fuera una locura transitoria, no era para salvarnos del fin del mundo, no, ERA PARA QUEDARSE CON NUESTRAS PROPIEDADES GRATIS. Hay que reconocerle que era lista, muy lista; a muchos de nosotros ni se nos hubiera ocurrido presentar tan dramáticamente "que lo hacía por nuestro bien" y que encima convenciera a la mitad de la ciudadanía que, sin plantearse absolutamente nada, se ponen a jalear la politica de derribos indiscriminados.

Si hacemos caso del refrán "hay que fijarse en lo que hacen los politicos y no en lo que dicen", comprenderán que debemos estar de lo más tranquilos: el ministro Blanco & company se han construido sus residencias de verano (¡qué bien suena!) a 20 mts del mar; el presidente Zapatero veranea en un palacete colgado de la misma roca; la hermana del vicepresidente Chaves tiene hasta una casa cogida por un deslinde en Andalucía (¿habrá logrado librarse?) y, de los demás porque aún no ha salido a la luz, pero me juego el cambio climático a que la mayoría tienen alguna propiedad en primera línea de costa o juegan al golf en campos diseñados en plenas marísmas o se hospedan en hoteles de 5***** que se han construido en DPMT (Dominio Público) dándoles el visto bueno el propio MMA-Costas mirando para otro lado y ahora tratan de salvarlos prefabricandoles un paseo marítimo con terrenos ganados al mar.