LA VERDAD SOBRE LA LEY DE COSTAS (incluida en el informe auken)

"A NUESTRA COSTA" de Yeray Gonzalez. Un documental politicamente incorrecto

A Nuestra Costa (2011) from Antidoto Sonoro on Vimeo.

sábado, 8 de agosto de 2009

La ministra dice ahora que se ha hecho "demagogia" con los derribos en la playa

http://www.malagahoy.es/article/malaga/486944/la/ministra/dice/ahora/se/ha/hecho/demagogia/con/los/derribos/la/playa.html
CARTA ABIERTA A LA MINISTRA ELENA ESPINOSA

Ante las declaraciones efectuadas por la ministra Espinosa en referencia a la cuestionada Ley de Costas, la Asociación Europea de Perjudicados por la ley de Costas (AEPLC) desea puntualizar:

Según el diccionario de la Real Academia Española, la palabra demagogia significa

1. Práctica política consistente en ganarse con halagos el favor popular.

2. Degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder.

Consecuentemente, la demagogia es la que está siendo utilizada por la Sra ministra que es la que tiene el poder de utilizarla, nosotros sólo estamos defendiendo lo que en derecho nos corresponde: nuestros hogares, negocios, herencias y futuro. No tratamos de ganarnos halagos ni de mantenernos en el poder, SOLAMENTE LUCHAMOS POR NUESTROS DERECHOS y eso se llama DEMOCRACIA, no DEMAGOGÍA.

La Sra Espinosa no conoce la Ley de Costas cuando dice que sólo falta el 12,8 % de la costa por deslindar.

Considerando el art. 3, apart. 1, a y b, los deslindes deberán de continuar de forma indefinida al dejar en manos de una ola “en los máximos temporales conocidos” la propiedad y seguridad jurídica de cuantos se aventuren a comprar en la costa.

Considerando el art. 11 y 12 el Ministerio estará obligado por ley a realizarlos, bien por voluntad propia, bien porque el apart. 1 dice que “El deslinde se incoará de oficio o a petición de cualquier persona interesada, y será aprobado por la Administración del Estado”

Queremos recordarle que en marzo y diciembre de 2008 los temporales anegaron y destruyeron gran parte de la costa catalana, vasca, cántabra, asturiana y gallega; temporales que se podrán volver a repetir en cualquier momento y en cualquier punto de España.

Por lo tanto LOS DESLINDES JAMÁS TERMINARÁN, quedarán siempre abiertos a expensas de una ola, de nuevos/as ministros/as, intereses o peticiones de particulares.

En cuanto a las concesiones, según el art. 10 apart 2. Asimismo tendrá la facultad de recuperación posesoria, de oficio y en cualquier tiempo sobre dichos bienes, según el procedimiento que se establezca reglamentariamente

La Sra ministra debería aclarar, de una vez por todas, cuantas familias están perjudicadas por los deslindes: ¿10.000, 100.000, 200.000...?. No se puede reducir todo a kms como si la costa estuviera virgen y careciera de titularidad privada.

Aclare también públicamente cual es el valor real de las concesiones cuando inician un expediente de recuperación posesoria: ¿6.000, 10.000, 12.000 euros? porque la intención del ministerio, ahora y siempre, ha sido la de recuperar la posesión lo más rápidamente posible mediante la expropiación de la concesión.

Referente a los derribos, no es necesario hacer demagogia, simplemente es el fin que, tarde o temprano, nos espera según la Ley de Costas. Pero hay algo peor, saber que tu propiedad, en la que has invertido el esfuerzo y los ahorros de toda una vida, ya no es tuya, es de ustedes; que estamos viviendo de prestado sin saber durante cuanto tiempo; que los bancos pueden reclamarnos el pago de las hipotecas de un día para otro; que no se podrán vender aunque no tengamos para dar de comer a nuestros hijos o irse a una residencia de ancianos; que los negocios no podrán invertir ni un solo euro más, aunque quieran, porque jamás recuperarán su inversión y los bancos no les financiarán, o lo que es lo mismo, les han llevado a la quiebra técnica; que tendremos que enfrentarnos a una dura lucha judicial durante años que nos obligará desembolsar cantidades, que en muchos casos ni se tienen, si no queremos vernos en la calle como indigentes; que veremos como se degradan las construcciones ante la imposibilidad de acometer obras sin permiso de las Demarcaciones de Costas que, por supuesto, casi nunca conceden.........Esto, Sra Ministra es peor que demagogia, es TORTURA PSICOLÓGICA.

Por último, le ruego a la Sra ministra que encargue a uno de los numerosísimos departamentos con que cuenta la Administración, investigar en las hemerotecas y le proporcione una pequeña muestra de las declaraciones públicas que se han ido realizando durante estos 20 años de existencia de la Ley de Costas, pero sobre todo, desde el 2004.

La palabra DERRIBOS no ha salido de nuestra boca, ha sido su antecesora, Cristina Narbona, quién comenzó la política de “se derribará todo lo que esté a menos de 200 metros de la costa” e incluso tuvo la osadía de cuantificar el coste: 5.000 MM de euros; o. “el ayuntamiento que no coopere no recibirá dinero para infraestructuras”. Cómo llamaría usted a esto ¿AMENAZAS?

Mientras el tono de sus antecesores iba en aumento, se permitían el lujo de pasar por encima de la Ley de Costas dejando ganar terrenos al mar en la franja litoral de Barcelona, en contra de los informes del propio Ministerio de los años 1999 y 2000, que no lo autorizó por ser contrario a la norma. Aunque no queda ahí, en 2007, se le cede gratuitamente al Ayuntamiento todos los terrenos que fueron ganados al mar.

A unos les multiplican su territorio mientras a otros se lo disminuyen. Cómo puede catalogarse semejante acción ¿ARBITRARIEDAD?

En unas zonas destruyen las marismas con autorización y dinero del propio Gobierno para cederlo a particulares, mientras en otras ponen como excusa su recuperación para ponerlo a nombre del Estado ¿ARBITRARIEDAD?

Se permiten construir inmensos hoteles en el mismo borde de la playa e incluso privatizarla, levantando moratorias, recalificando terrenos o espacios protegidos para premiarles posteriormente con nuevos paseos o playas artificiales, todo lo contrario a lo que sucede en otras zonas que, sin saber porqué, dejan que se degraden hasta extremos insospechados.

Dígame ahora quien hace demagogia, quién está defendiendo lo indefendible, quién permite semejantes arbitrariedades, quien está destruyendo el litoral y la credibilidad de España en el extranjero, quién ha hecho que desaparezca la seguridad jurídica y que huyan las inversiones hacia otros países donde la propiedad privada es un DERECHO CONSTITUCIONAL y no el capricho de unos pocos........

Lea de nuevo el demoledor Informe Auken y reaccionen porque el clamor popular y la defensa de nuestro patrimonio, sólo ha hecho que empezar.