LA VERDAD SOBRE LA LEY DE COSTAS (incluida en el informe auken)

"A NUESTRA COSTA" de Yeray Gonzalez. Un documental politicamente incorrecto

A Nuestra Costa (2011) from Antidoto Sonoro on Vimeo.

viernes, 11 de junio de 2010

Una vecina de Tufia consigue que la Justicia paralice de forma cautelar el derribo de su casa


Si el resto pide lo mismo a los tribunales, el barrio tendrá prórroga.
Se abre una puerta a la esperanza para los vecinos de Tufia que tienen sus casas en el punto de mira de Costas. Una de los afectadas ha logrado que la justicia suspenda de forma cautelar la orden de de demolición de su vivienda. Si el resto pide lo mismo a los tribunales, entonces Tufia tendrá prórroga.

El auto de la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias data del 14 de mayo pasado y concede la solicitud de una de las afectadas, Yéssica Rocha Sánchez, para que se suspendiera la orden de derribo que pesaba sobre su vivienda, expedientada por invadir suelo de dominio público.

Según publica Canarias7, no se ha podido confirmar si es la única de los vecinos que pidió acogerse a una suspensión cautelar, pero fuentes jurídicas consultadas aseguraron ayer que, una vez dictada esta resolución, puede sentar jurisprudencia para el resto de los afectados. Si los demás lo piden en iguales términos, se les dará.

La representación legal de Rocha, en manos del letrado Paulino Montesdeoca, interpuso recurso contencioso contra la orden de Costas y de forma paralelo solicitó que se suspendiera cautelarmente porque el Gobierno canario está tramitando la declaración del poblado costero de Tufia como enclave de interés etnográfico con la intención de salvarlo de Costas. Si la casa logra esa declaración y la tiran antes, el perjuicio sería irreparable. De ahí que lo que pidió Rocha fue que Costas esperase a que la justicia decida quién tiene la razón.

El despacho de abogados de Montesdeoca presentó además una certificación de la empresa pública Gesplan que confirma que está realizando un estudio etnográfico del caserío de Tufia.

No urge la demolición
La Sala que preside la magistrados Cristina Paéz entiende en su decisión que no existe necesidad urgente de tirar la casa de Rocha porque no hay detrás un riesgo para las personas, sino que todo se debe a una mera cuestión de legalidad urbanística. Así las cosas, el derribo puede esperar a que se resuelva el caso.

Ojos de Garza podría beneficiarse
Las casas afectadas por la orden de derribo de Costas son las situadas en primera línea de playa de Tufia. Suman más de 20. Los vecinos optaron primero por presentar un recurso de alzada en vía administrativa contra la decisión de este organismo del Ministerio de Medio Ambiente, pero dado que las respuestas han ido llegando negativas en todos los casos, los afectados han optado por recurrir ante los tribunales de justicia.

La opción de la cautelar
En principio, esta es la primera vez que salta a la luz pública la posibilidad de solicitar una medida cautelar para paralizar los derribos solicitados. Al haberse concedido, sienta un precedente. Los abogados que no la hayan solicitado podrán hacerlo ahora, porque la ley ya no obliga a pedirla en el momento en que se interpone el recurso contencioso.

Otros 55 afectados
Esta esperanza judicial también podrá beneficiar a los vecinos de Ojos de Garza que han sido expedientados igualmente por Costas. Son 55, aunque sólo se hayan desarrollado los expedientes de 26 de ellos. De hecho, este enclave costero fue el primero en solicitar al Ayuntamiento de Telde que tramitara la solicitud al Gobierno de Canarias para que declarase este caserío como poblado de interés etnográfico, arquitectónico y pintoresco. Se aprobó en pleno. Luego vino Tufia.

Plataforma
De forma paralela, todos estos afectados han constituido una plataforma para una defensa conjunta.