LA VERDAD SOBRE LA LEY DE COSTAS (incluida en el informe auken)

"A NUESTRA COSTA" de Yeray Gonzalez. Un documental politicamente incorrecto

A Nuestra Costa (2011) from Antidoto Sonoro on Vimeo.

viernes, 16 de noviembre de 2012

Desalojan pescadores en Tenerife para construir chalets de lujo


El pueblo, creado en los años 1930 y bautizado con el nombre de uno de sus habitantes, el pescado Cho Vito, fue reconocido como Poblado Marinero con Interés Etnográfico, Paisajístico y Cultural.


Tras años de lucha, los habitantes de nueve casas de pescadores construidas en la playa de Cho Vito, un pequeño pueblo de la isla española de Tenerife, en el archipiélago de las Canarias, fueron desalojados hoy por la policía, una expulsión que consideran motivada por la construcción de chalets de lujo.


Desde los años 1930, los pescadores, que al principio utilizaban estas casa para guardar su material, se instalaron poco a poco en ellas con sus familias, igual que en otros pueblos de Canarias, señaló AFP.

En 2008, decenas de pequeñas casas, en su mayoría residencias secundarias, ya fueron destruidas en virtud de una ley de 1988 porque estaban demasiado cerca del mar y sólo nueve se salvaron.

Esta vez la Guardia Civil llegó a las seis de la mañana y desalojó a las familias, algunas de las cuales opusieron resistencia, y luego destruyeron las casas.

"Hubieron golpes gratuitos a mi hija de 14 años en la espalda, a mi sobrino de 14 años le retorcieron los dedos de los pies y se los rompieron", explicó María Mejías, la primera desalojada.

La mujer explicó que "a mi me tiraron como un fardo, por las piernas, al suelo".

Los habitantes llevaban varios años luchando contra la decisión de destruir sus viviendas.

Según Mejías, detrás de la expulsión que las autoridades justifican con una ley, se esconde en realidad un proyecto de construcción de viviendas de lujo y asegura que hay otras casas más cercanas al mar que la suya.

El pueblo, creado en los años 1930 y bautizado con el nombre de uno de sus habitantes, el pescado Cho Vito, fue reconocido como Poblado Marinero con Interés Etnográfico, Paisajístico y Cultural.

"La finca era de mi abuelo, después de mi tío y en el 1987 mía. A mí me dieron la cédula de habitabilidad y después la prescripción urbanística", explicó Mejías, que asegura tener todos los permisos necesarios.

"Aquí vivíamos en un lugar maravilloso, aquí creció mi familia, nacieron mis tres hijos", añadió llorando.
http://www.eluniversal.com/internacional/121116/desalojan-pescadores-en-tenerife-para-construir-chalets-de-lujo