LA VERDAD SOBRE LA LEY DE COSTAS (incluida en el informe auken)

"A NUESTRA COSTA" de Yeray Gonzalez. Un documental politicamente incorrecto

A Nuestra Costa (2011) from Antidoto Sonoro on Vimeo.

sábado, 1 de febrero de 2014

El PSOE local rechaza el plan de la Junta para derribar el Algarrobico

El PSOE de Carboneras ha expresado su rechazo al plan de empleo asociado al derribo del hotel de El Algarrobico que ha anunciado recientemente la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.
La ejecutiva local socialista ha emitido una nota en la que considera "un error" este plan que supuestamente pondrá en marcha la Administración andaluza, porque asegura que rechaza cualquier acuerdo que sea contrario a la apertura del hotel. "Solicitamos a todas las administraciones supramunicipales que hasta el último céntimo que venga a Carboneras se dedique para generar empleo y no para derribar nada. Estamos convencidos de que la apertura del hotel generaría empleo sin que la administración gastara ni un solo euro", dicen los socialistas.
El PSOE local sigue expresando su "compromiso decidido de luchar por la apertura del hotel del Algarrobico como un proyecto generador de empleo y desarrollo para Carboneras". "Siempre hemos sido coherentes en nuestra posición. Antes, ahora y siempre vamos a defender y luchar por el futuro de los carboneros, si hiciéramos lo contrario no podríamos llamarnos socialistas", mantienen.
La ejecutiva local del PSOE de Carboneras está presidida por Rosario Fernández, hermana del ex alcalde Cristóbal Fernández, principal impulsor político del hotel, bajo cuyo mandato se hizo posible su construcción y la declaración del terreno como urbanizable, a pesar de situarse en zona protegida del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar e invadiendo la zona de servidumbre de 100 metros exigida por la Ley de Costas. El secretario de Relaciones Institucionales y Política Municipal de la ejecutiva local es Antonio Amérigo Fernández -sobrino de Cristóbal Fernández-, quien también es secretario de Ideas de la ejecutiva provincial del PSOE. Y su hermano José Luis Amérigo Fernández es portavoz municipal socialista en Carboneras. Aunque Cristóbal Fernández se ha apartado de la política tras no conseguir la mayoría absoluta en las pasadas elecciones municipales, continúa también como vocal de la ejecutiva local.
En su nota, el PSOE de Carboneras dice que sigue "sin entender cómo el hotel pasa de legal a ilegal según el "gusto" de los ministros y ministras de Medio Ambiente", aunque elude criticar abiertamente a la Junta de Andalucía, que primero apoyó abiertamente la construcción del hotel y en la actualidad pide su demolición. Sin embargo, los socialistas de Carboneras dicen no olvidar "que el hotel contaba con el visto bueno de todas las administraciones, provinciales, andaluza, española y europea". Y añade: "Ante ejemplos como la aprobación de un decreto para legalizar 250.000 viviendas que se construyeron en terrenos "no urbanizables", o las modificaciones urbanísticas en el municipio de Aznalcollar, defendidas por PSOE e IU, para que se reabra la mina que cerró de una manera catastrófica, es inconcebible cómo es que no se invierte el mismo y justo esfuerzo político en la regularización (legal desde el inicio) del hotel carbonero para su definitiva apertura".
Eso sí, el PSOE critica abiertamente al nuevo equipo de gobierno municipal -formado por el partido independiente Gicar y el PP- por, según dice, "haber retirado los recursos judiciales en defensa del proyecto del hotel y del empleo en Carboneras o abandone otras acciones gubernamentales", algo que en realidad no ha hecho, sino que ha renunciado a seguir interponiendo recursos a las sentencias judiciales.
Pregunta al Gobierno con respuesta escrita.
Presentado el 05/12/2005, calificado el 13/12/2005

184/053565
(184) Pregunta escrita Congreso
AUTOR: Lara Carbó, Teresa de (GP).

Respuesta del Gobierno:
En relación con la información solicitada, se señala que el hotel en construcción al que se refiere Su Señoría no está situado sobre el dominio público marítimoterrestre.
Fuera del dominio público marítimo-terrestre y de la zona de servidumbre de tránsito, que es la situación de las obras en cuestión, las competencias de gestión no corresponden al Ministerio de Medio Ambiente.

¿Quién puede estar seguro en país donde, dependiendo de los caprichos o intereses de unos gobernantes, te encuentres de la noche a la mañana que tu propiedad, tu inversión ha desaparecido y estás en la ruina? 

¿Qué Estado de Derecho permite que, mediante un deslinde en 1995, autorice una construcción y en 2005, ¡¡diez años después!!, hagan uno nuevo para evitar tener que expropiar y justificar ¿legalmente? una confiscación con la inestimable ayuda de los jueces que no ven inseguridad jurídica, ni retroactividad, ni arbitrariedad, ni despojo en los vaivenes de una ley injusta? 
Ninguno. Por eso, donde ocurren estas cosas se les califica de repúblicas bananeras.