LA VERDAD SOBRE LA LEY DE COSTAS (incluida en el informe auken)

"A NUESTRA COSTA" de Yeray Gonzalez. Un documental politicamente incorrecto

A Nuestra Costa (2011) from Antidoto Sonoro on Vimeo.

jueves, 5 de abril de 2012

Tomás González (Cho Vito) denuncia un nuevo atropello contra los derechos de su familia

Han sido enjuiciados tras una denuncia de Tracsa por ofender sus derechos al libre acceso a sus viviendas y podrían ser castigados con una pena de 3.700 euros



ImageAudio de la entrevista
SB-Noticias.- Tomás González, portavoz de los vecinos de Cho Vito, explicó en La Trapera de Radio San Borondón cómo transcurrió el juicio contra los vecinos que recientemente paralizaron las obras que se están llevando a cabo en la zona para impedir que continuaran destrozando la entrada a sus viviendas y afirma que es antidemocrático que se haya admitido a trámite la denuncia de Tracsa y que se asuma la petición de castigo solicitada por dicha empresa contra los vecinos cuando quienes han visto vulnerados sus derechos han sido los vecinos.
Tomás González dijo que parece que el hecho de luchar y defender los intereses de los ciudadanos convierte a los propios ciudadanos en “delincuentes” y en personas “antisistema” porque si no, no tiene sentido que se enjuicio como ha ocurrido a unos sencillos vecinos que solamente han defendido sus derechos.

Recuerda que a través de los medios de comunicación presentes cuando los vecinos impidieron que la maquinaria siguiera trabajando porque se les impedía el libre acceso y salida a sus viviendas el pasado 30 de enero quedó patente que la actitud de los vecinos fue ejemplar e indica que no por ser más sencillos y tener menos recursos económicos tienen menos derechos que otros ciudadanos, vivan en la Avenida de Anaga, Puerto de la Cruz, Las Américas o cualquier otro lugar a los que siempre se les garantiza el derecho de libre acceso a sus viviendas cuando se llevan a cabo obras, cosa que estaba siendo vulnerado en Cho Vito el día de autos.

El portavoz vecinal se mostró indignado con la petición de la Fiscalía, que hace suya la petición de Tracsa, para que los vecinos sean duramente condenados por un delito que en caso de existir ha sido en todo caso perpetrado por esa empresa contra los habitantes del poblado por vulnerar su derecho al libre ejercicio de circulación por la vía pública y el de libre acceso a sus viviendas.

Desde su punto de vista, todo este proceso es un nuevo atropello contra los vecinos de Cho Vito, porque no tiene lógica ninguna que se lleve a cabo este juicio cuando la empresa que ha impedido el acceso a sus viviendas fue obligada posteriormente a reponer el paso para que los habitantes de las casas de Cho Vito puedan acceder libremente al lugar.

González explica que Tracsa, que vulneró sus derechos constitucionales al romper el camino e impedir que los vecinos pudieran entrar y salir libremente de sus viviendas, reclama ante la justicia una pena de 3.700 euros por supuestos daños ocasionados a la empresa cuando han sido la empresa la que en todo caso ocasionó daños a la zona y a los vecinos, como así fue reconocido por el alcalde de Candelaria al obligar a que se arreglara el atropello que se estaba cometiendo.

Tras añadir que en las diligencias de la denuncia hay trece personas identificadas, dijo que un agente de la guardia civil que amedrentó a su esposa Montse ha salido de rositas de este asunto y sin embargo los vecinos, que únicamente defendieron sus derechos constitucionales, pueden salir condenados con una pena de una cuantía que no van a poder asumir.

Denuncia el ensañamiento de Tracsa contra su familia, puesto que la denuncia se limita a él, su mujer e hijos, que han sido los únicos llamados a declarar pese a que había muchas personas en la problemática, razón por la que se pregunta cuándo tendremos una verdadera justicia en las islas, tras lo que contesta que ese día llegará cuando los poderosos no tengan la sartén por el mango y manden incluso en la propia Justicia.

Tomás González afirma que en el atestado de los hechos aparecen trece personas identificadas, sin embargo Tracsa en su denuncia va solamente a por su familia, lo cual pone de manifiesto una persecución que sólo busca acabar con ellos y amedrentar al pueblo para que sea sumiso.