LA VERDAD SOBRE LA LEY DE COSTAS (incluida en el informe auken)

"A NUESTRA COSTA" de Yeray Gonzalez. Un documental politicamente incorrecto

A Nuestra Costa (2011) from Antidoto Sonoro on Vimeo.

martes, 20 de noviembre de 2012

Montse Mejías (Cho Vito): “Nadie duda de que la destrucción de Cho Vito tiene que ver con los intereses que un empresario tiene en la zona”

Para la afectada por el derribo de las casas de Cho Vito, el solar en donde se situaba el poblado marinero es muy goloso


(Foto Desiree Martin)
Montserrat Mejías, vecina de Cho Vito que vio cómo el pasado viernes era destruida la vivienda en la que ha vivido toda una vida, comparó en La Trapera de Radio San Borondón la doble vara de medir y la actuación de quienes dirigen las administraciones en función de la renta de las personas a las que debe aplicarse las leyes, con una interpretación dura para personas humildes como los habitantes del poblado marinero y con total condescendencia con los poderosos.
Montse Mejías no guardó ninguna duda sobre el hecho de que Cho Vito ha sido destruido con tan suma rapidez porque hay intereses especulativos en la zona, a pesar de que está tramitándose la nueva Ley de Costas en el Parlamento, la cual podría haber arrojado una solución a los núcleos costeros canarios.

Para la afectada por el derribo de las casas de Cho Vito, el solar en donde se situaba el poblado marinero es muy goloso y por todos es conocido en Candelaria el enorme interés en construir en él por parte de un empresario (Antonio Plasencia), cuyo chalé debería ser destruido igualmente por Costas.

Hablamos de que en el espacio en donde estaba situado Cho Vito está prevista una unidad de construcción de adosados en escalera, con vista directa a la playa y con accesos al futuro puerto deportivo, que es el único aprobado en toda Canarias de nueva creación.

Añade que entre las aspiraciones del ayuntamiento de Candelaria, recogidas en el PGO de Candelaria, está el que la Central de Unelco se retranquee y en la zona en donde están las grandes bombonas construir un Parque Marítimo, con lo que esa zona adquiriría un valor impresionante que no beneficiaría a los candelarieros, sino a determinados poderes empresariales.

Cho Vito ha sido destruido para favorecer la privatización de ese espacio público, concluyó Montse Mejías en declaraciones a Radio San Borondón.